25 junio 2011

Autora invitada: Marbella Martínez

EDITO 18/03/2016
De ahora en más esta entrada está bloqueada a todos los comentarios. Soy de mente muy abierta, pero acaban de dar un paso que fue realmente MUY desagradable para mí y prefiero ahorrar escándalos a todos los que lean el blog ahora y después.
La persona en cuestión se dedica al Spam de sus propios gustos sexuales, de sus preferencias, y deja correo de contacto SIEMPRE. Gente, este es un blog LITERARIO, no un prostíbulo de mala muerte, y me molesta muchísimo que por dejar una ventana abierta a la libre expresión, alguien se tomara ese descaro tan grande, que irrespetara a mis lectores, mi espacio y me irrespetara a mí.
¿Quiere contactos, hombre? Hay MIL páginas en Internet para eso, no me venga a alterar la que es mi casa virtual desde 2009, cada quien tiene sus gustos, no soy quién para criticar y los que me conocen saben que soy una persona a la que le pueden hablar de casi cualquier cosa de cualquier tema, me gusta conocer nuevos puntos de vista siempre, pero que vengan a buscar cosas que aquí nadie ha dicho ni ofrecido, eso no lo voy a permitir.
¿Que estoy molesto? Para nada, hay un venezolanismo mucho más adecuado, pero no lo diré por acá por lo mismo que estoy criticando: no voy a faltarle el respeto a nadie. Esta persona simplemente va de página en página publicando su vida privada con lujo de detalles y con diferentes nombres, pero se ve inmediatamente que son el mismo hombre queriendo parecer aceptado cuando lo que hace en Internet es un spam MUY desagradable.
Tengo buena estima de Marbella, aunque hemos hablado poco, y si bien mi percepción de algunas cosas han cambiado, no voy a negarle el espacio en mi blog ni borraré la entrada porque, primero, fue una persona educada en todo momento y muy cortés siempre que hablamos, ganándose el afecto que se le puede dar a alguien que pide una opinión, y segundo porque en ningún momento he tenido problemas con ella.
La entrada se queda, pero los comentarios llegaron hasta acá, y cualquiera que quiera comentarme algo al respecto en CUALQUIER OTRA ENTRADA, puede estar seguro que ese comentario no va a durar mucho tiempo. A fin de cuentas, esta es MI CASA y yo decido quién entra y quién sale.

Muñeca Viviente es una historia real,
y esta parece ser la protagonista de la historia.
Muy bueno días bloggers...! Ya van terminando las clases, no? Posiblemente me dedique más tiempo a ustedes o veremos cómo pasa, en fin, hoy os presento una novedad en el blog: Autores Invitados. Os explico: Los que simplemente quieran ver sus textos aquí, pedidlo a mi dirección de e-mail y ya está.

La autora inaugural es una apasionada por el más antiguo y secreto de los artes nocturnos: Sexo. Se trata de Marbella Martínez.

Os dejo su texto Muñeca Viviente y una crítica de un texto (Memorias de Una Pulga (Versión Siglo 21)) que subiré en caso de que Marbella sea bien acogida por vosotros. Espero os guste...!

Crítica de Memorias de una Pulga (Versión Siglo 21)

Sinceramente me sorprende el poder crear algo así, pues en casi cada capítulo el sexo salvaje y animal está presente. El comienzo me atrapó increíblemente: La actitud de Bella, los sentimientos de padre Ambrosio, y las “penitencias” por las que la obliga a pasar para purgar sus pecados. Si bien luego no pude continuar por varios motivos, estuve largo tiempo ansioso por seguir leyendo.

Me parece bastante audaz colocar a Ambrosio, Clemente y al padre superior como fornicadores salvajes en esta historia, pues si bien es una realidad la fe corrompida de clérigos que profesan la abstinencia y la castidad, considero que Marbella es realmente atrevida y valiente al corromper tanto las almas de estos sacerdotes, pero lo que más me impresionó, fueron las chicas de este “cuento para adultos”.

Si bien son varias las que haces su aparición en la historia, Bella es la protagonista absoluta de la historia; ella entra en el mundo de estos padres corrompidos por medio de su primera masturbación luego de usar la magia negra para pedir experimentar tal salvajismo, aún siendo una inexperta en el campo, petición que marcará por siempre su carácter que pasa a ser dócil y tímido a ser tan perverso y lascivo como si fuese la lujuria misma.

Un aspecto que me pareció bastante interesante fue el hecho de que la historia viniera con ilustraciones que, asumo, son hechas por la misma autora, los cual demuestra que además de talentosa literaria, Marbella podría albergar a una muy buena artista, ¿Por qué no?, erótica. Solo en algunos casos me topé con imágenes que, si bien no eran de ella, estaban editadas de forma que se adaptaran al texto de forma perfecta; una en particular me causó un poco de conmoción por ser una figura pública muy polémica de la actualidad…

Podría continuar explicando la trama, seguir describiendo a los personajes, alabar el tiempo invertido en la escritura de MDUP (VS21), pero no lo haré exhaustivamente como he visto que hacen muchos, pues sería revelar demasiado sobre una novela tan polémica como lo es esta, además de dañar la intriga y curiosidad que muchos tendrán con respecto a esta historia.

Lo que puedo decir es que si bien muchos pensamos que todo debe tener un significado, todo debe llevar un mensaje escondido en algún rincón de la trama e historias entrelazadas para lograr el éxito literario, pues a los que piensen eso, os digo: Estábamos equivocados.

Marbella me demostró que algo tan simple como el sexo salvaje y casi violatorio hecho una y otra y otra vez puede ser la base de una historia entretenida. No tengo vergüenza de decir esto, pues todos en algún momento de nuestras vidas (Esperemos no como las damiselas y santos varones que aparecen en esta historia; recordemos las E.T.S.).

Dichosa sea la palabra odiada por todos, pero amada también por muchos más, hablo del “Pero”, y es que nada puede llegar a ser completamente perfecto; si bien es una obra magistral, hay algunos aspectos que debían pulirse para un mejor futuro:

El no profundizar sobre el entorno donde se desarrollan los hechos, pues si bien describe los lugares de desfloramiento y copulación de los padres, dará trabajo a algunos para saber en qué lugar específico se encuentran los personajes; y la repetición de palabras, que no permiten una lectura muy fluida en algunas partes del texto. Errores muy comunes en escritores nacientes; errores que se corregirán con el tiempo si el autor se empeña en mejorar y alguien lo orienta a desarrollar su talento, tanto con Marbella, como conmigo, o cualquier otro escritor novel.

Pero otro un poco más grave que estos también está presente, y se trata de basar casi toda la trama en simplemente los deseos lujuriosos de los padres, los cuerpos esculturales de las chicas y la timidez e inexperiencia de estas en el campo lujurioso. Pequeños aspectos logran posible el hecho de diferenciar a una de la otra, características o datos curiosos que nos permiten separar a Julia de Bella, y a Bella de Estefanía, y así, cubriendo a todas las muchachas; igualmente sucede con los padres, todos corpulentos y calvos, quitando algo del erotismo que otorgan las chicas de la historia.

Además de esto, la historia da un vuelvo absoluto en los tres últimos capítulos, cambiado drásticamente el enfoque animal y sexual a uno filosófico y de auto-ayuda que, si bien interesante, puede aburrir un poco y, no bien usada la palabra, traumar al lector, que ya viene acostumbrado a leer sobre fornicaciones estruendosas y bestiales, y luego dela última de ellas, un segundo protagonista aparente aparece para cambiar la historia y dar un enfoque entre lo fantástico y la superación personal. En mi opinión, un objetivo que si bien es necesario para contrarrestar el efecto de tanta lujuria, con resultados no muy positivos con respecto a la sensación obtenida luego de acabar de leer.

Sin más ni más, debo admitir que, pasando por alto estas fallas, realmente he disfrutado de leer Memorias de Una Pulga (Versión Siglo 21), después de todo es de mis primeros acercamientos a la literatura erótica, y no pude escoger mejor opción que esta obra de Marbella.

Me he dado cuenta de que autores inexpertos, faltos de práctica aparente pero con amor a sus historias logran crear las mejores tramas, ya sean románticas, futuristas, fantásticas, góticas, detectivescas o de cualquier otro tipo de género. Gente que simplemente desea hacer que sus personajes cobren vida en la computadora o en el papel, sin otro motivo que ese, son las futuras mentes brillantes que marcarán de un modo u otro el campo de la literatura que desempeñan, solo hace falta dedicación, empeño y creer que realmente escribimos para nosotros, no para complacer a un público acostumbrado a “la nueva moda literaria” o basarnos en clichés repetitivos que nos cansen a nosotros y a los que lean nuestro trabajo.

Marbella, felicitaciones de mi parte por permitirme leer este trabajo tuyo; espero ver algún día tu nombre consagrado como el de una de las mejores autoras eróticas e interesantes que podamos encontrar, y si no, cosa que no creo posible, siempre estará la comunidad de internet y amigos cercanos que valorarán tu trabajo y se encargaran de darte a conocer a demás personas.

Nocturnos.