20 abril 2009

Rosas Negras - Parte III -


Las rosas negras que estaban bajo la cabeza de María eran diferentes a las otras, estas, en ves de ser escritas en tinta negra, estaban escritas en rojo vivo, algo extraño. María no les presto atención, pero se dio cuenta de que una nota decía "Ca" y la otra decía "Lor", "Calor" si se unían, esto era todavía más raro, que tenía que ver el calor en el secuestro de su esposo. Por unos momentos, la mente de María estaba en blanco, pero, luego de unos segundos, tuvo una idea, fue corriendo a buscar su plancha, la enchufó y esperó un poco para que se calentara, mientras tanto, buscó la rosa con su nota anterior, y ahí estaba, ese enigmático espacio blanco. Al ver que la plancha ya estaba caliente, María paso la pasó por aquel espacio blanco, poco a poco se veía como iba apareciendo algo.

Al terminar, se podía ver claramente un número telefónico, al cual María no dudo en llamar inmediatamente. La ansiedad la estaba comiendo, ya que nadie contestaba el teléfono, pero por fin alguien atendió, era la misma voz de siempre, diciéndole: " Felicidades María, lograste resolver otro enigma más, solo que casi no llamas hasta la fecha limite, ósea una hora más y tu esposo hubiera muerto, sin embargo, lo salvaste por ahora, quédate tranquila por los momentos, por ahora no harás nada, solo debes buscar en el gabinete del cuarto de tu hijo, espero te guste...". En ese momento solo se oyó la risa macabra del hombre, lo cual dejo helada a María. Sin dudar ni un segundo, revolvió todos los gabinetes del cuarto de su hijo, hasta que encontró un CD, que al parecer solo servia en las computadoras, pero también venia con una rosa negra, solo que esta no había florecido, sino que aun era un capullo, del que parecía salir algo, pero María se concentro en la nota: María lo único que harás será esto, debes buscar todas las rosas negras que te hemos dado, unirlas con una cinta de color morado y dejarlas en tu puerta a las 12:09 de la tarde del próximo lunes, recuerda, si falta solo una rosa, tu esposo correrá el riesgo de morir". Luego de esto María trato de recuperarse y ver que era eso en la rosa, que resulto ser un papel enrollado. Muy delicadamente, María lo sacó y desenrolló, y vio que también estaba blanco, pero recordó lo de la plancha y fue y plancho ese papel, luego se empezó a ver algo extraño, que luego de unos minutos terminó siento el símbolo nazi, María se preguntaba que tenía que ver con todo esto, pero se preocupó luego, ya que debía encontrar las rosas negras, 6 exactamente, y dejarlas en su puerta, luego fue a ver el CD, que lamentó haber visto luego de terminar de verlo completo...

1 comentario:

Thanks for coming to Tinta Nocturna!
Hugs from here to whereever you may be ^^

***

¡Gracias por pasarte por Tinta Nocturna!
Un abrazo de aquí hasta donde estés ^^

Nocturnos.