22 julio 2009

Pesadilla - Parte III -

Seguí mi camino, sin estar conciente de que me dirigía a un encuentro con alguien que no conocía, ya que mantenía mi mente ocupada en otras cosas, como lo que haría mañana, que deudas debía pagar, y muchas otras, sabía que si me concentraba en mi destino me pondría nervioso y las palabras me fallaran en el momento que más las necesitara.

Mientras seguía conduciendo, una extraña sensación invadió mi cuerpo, algo entre la confusión y el miedo, una sensación casi indescriptible, no muy especifica, y que jamás había sentido, además de ser imposible de ignorar, por más que tratara, pero sabía que debía continuar mi camino, solo debía seguir y hacer nada más, luego me ocuparía de lo que ocurriera después, pero primero debía llegar y no lo lograría preocupándome por cosas que no entendía.

Pero, algo extraño me sucedía, por más que avanzara, no llegaba al parque, ni siquiera sabía donde estaba, pero algunas cosas me eran familiares, y hacía que mi confianza se reforzara, pero nada, no lograba llegar, y vei que el reloj cada ves avanzaba más rápido, esto no tenia sentido...

...una sensación que sentía por primera ves, un tiempo que iba cada vez más rápido, lugares de los que solo lograba identificar algunas cosas, una llamada de un extraño, una acontecimiento inesperado, todo era demasiado extraño para ser real, todo era cada vez más rápido e inusual, parecía tan...

...irreal...Fue entonces que pasó, solo unos ruidos raros, un golpeteo, una explosión, un revolque, y una muerte...

...mi presentimiento era real, sabía que ese sentimiento me alertaba, porque era lo que todo mundo siente cuando esta en peligro, y todo tuvo explicación: la llamada desconocida, el lugar de encuentro, el presentimiento, todas las piezas del rompecabezas de mi mente encajaron a la perfección en el momento cuando a nada tenía marcha atrás y era demasiado tarde: planeaban asesinarme...

...por más que quisiera que eso no hubiese ocurrido, me di cuenta de que yo lo había buscado, tantos maltratos a mis empleados, tanto odio que había esparcido hacía un tiempo que ya no recordaba, tantas cosas, ya me pasaban factura de la peor forma, la realidad, ahora era una pesadilla...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Thanks for coming to Tinta Nocturna!
Hugs from here to whereever you may be ^^

***

¡Gracias por pasarte por Tinta Nocturna!
Un abrazo de aquí hasta donde estés ^^

Nocturnos.