20 marzo 2017

Diary: Breaking inside / Diario: Romperse por dentro

NOTE: I wrote this on THURSDAY. Things are getting better. And no, I did not cut myself.
Hey guys, what's up? I told them that I have not felt very well these days, and to be honest I thought things improved, but this is not the case.
Last week I had an amazing downpour, a horrible night in I cried it to sleep. I had talked a long time ago about what it is to have depression and how it affects me when it comes to writing, but when so many years pass and you see that the roller coaster is still the same as always, damn, it is not easy to bear.
There are times when you do not write help, that only distracts you for a moment and then you have to continue with the same routine every day, breaking inside and waiting for the day to end.
Even though one keeps trying to keep the mind clear, to be positive and not let this disease despair, if it is not depression, it is anxiety or stress, and the best part comes at night, when you Insomnia arrives.
Those are my two personal horsemen of the apocalypse, they seem to be made just for me, and sometimes I feel that I am about to lose the battle against them. Although I know that some will think it is drama, the dawn of last Thursday I had suicidal thoughts again.
Having these kinds of episodes takes away all the desire to continue working on what you have, what you have been doing, divides your head as if with an ax, making you believe that nothing is worth, that everything you have done has It was only a waste of time.
It tires you, very much, to see that no matter what you do, that curse follows you day and night without letting you breathe, practically suffocating you at the least expected and indicated moment. Phrases that tell you without much care they feel ten times worse than they really are and even the looks hurt you as you did not think it was possible.
And yes, my current job has a lot to do with it. I am in a situation where I can not leave it, it is something that escapes my hands and I can only endure as much as I can, although I know something must change soon.
What I mean by all this is that it is difficult, it seems that everything is lost, but right now, as I write this, I realize that if I have managed to get this far, maybe and I still have some strength left inside.

NOTA: Escribí esto el JUEVES de la semana pasada. Las cosas están mejorando. Y no, no me corté.
Hola chicos, ¿qué tal? Les comenté que no me he sentido muy bien estos días, y siendo sincero pensé que las cosas mejoraron, pero no es el caso.
La semana pasada tuve un bajón increíble, una noche horrible en la lloré hasta dormirme. Ya había hablado tiempo atrás sobre lo que es tener depresión y cómo me afecta a la hora de escribir, pero cuando pasan tantos años y ves que la montaña rusa sigue igual que siempre, carajo, no es fácil de sobrellevar.
Hay momentos en los que ni escribir ayuda, que solamente te distrae por un momento y luego tienes que seguir con la misma rutina de todos los días, quebrándote por dentro y esperando a que simplemente se termine el día.
A pesar de que uno sigue tratando de mantener la mente despejada, de estar positivo y de no dejar que esta enfermedad te desespere, si no es la depresión, es la ansiedad o el estrés, y la mejor parte viene por las noches, cuando te llega el insomnio.
Esos son mis dos jinetes del apocalipsis personales, pareciera que fueran hechos justo para mí, y a veces siento que estoy por perder la batalla contra ellos. Aunque sé que algunos pensarán que es drama, la madrugada del jueves pasado tuve nuevamente pensamientos suicidas.
Tener este tipo de episodios te quita todas las ganas de seguir trabajando en lo que tienes, en lo que has venido haciendo, te divide la cabeza igual que si con un hacha, haciéndote creer que nada vale la pena, que todo cuanto has hecho ha sido solamente una pérdida de tiempo.
Te cansa, muchísimo, ver que sin importar lo que hagas, esa maldición te persigue día y noche sin dejarte respirar, prácticamente asfixiándote en el momento menos esperado e indicado. Frases que te dicen sin mucho cuidado se sienten diez veces peor de lo que realmente son y hasta las miradas te duelen como no pensaste que era posible.
Y sí, mi trabajo actual tiene mucho que ver en esto. Estoy en una situación donde no puedo dejarlo, es algo que se escapa de mis manos y solamente me queda aguantar tanto como pueda, aunque sé que algo debe cambiar pronto.
A lo que me refiero con todo esto es que es difícil, que parece que todo está perdido, pero justo ahora, mientras escribo esto, me doy cuenta de que si he logrado llegar tan lejos, a lo mejor y aún me queda algo de fuerza por dentro.

2 comentarios:

  1. Hey hey senpai...
    Créeme que te entiendo con el tema de las entradas autodestructivas... Hace mucho que no tengo depresión (tener pareja ayuda, sinceramente), pero cuando estaba solo me pasaba los días depresivo.
    Me acuerdo que cuando conté mi secreto, el primero en odiarme era yo. Era bastante irónico, pero tuve rachas de autodestrucción. Tenía un collar con el ank entre dos alas y maldito el día que descubrí que estaban afiladas... Mis manos y uno de mis dedos dan fe.
    De todos modos, me alegro de que tú solo hayas llegado a la conclusión necesaria: si has llegado hasta aquí, fuerza no te falta. Y ten por seguro que puedes contar con mi apoyo. Si un día necesitas hablar, aunque sea para desahogarte, ya sabes cómo encontrarme ;)
    Un abrazo de patata,
    Rush

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que ayuda, a mí las relaciones me dejaron por el piso, pero mientras duraron me era más fácil lidiar con todo esto.
      Sonará feo que lo diga, pero es bueno saber que no soy el único que se cortaba, y mucho mejor saber que lo pudiste superar. Yo tuve recaídas meses atrás.
      Jajajaja, otro abrazo para ti ^^

      Eliminar

Thanks for coming to Tinta Nocturna!
Hugs from here to whereever you may be ^^

***

¡Gracias por pasarte por Tinta Nocturna!
Un abrazo de aquí hasta donde estés ^^

Nocturnos.