21 octubre 2019

Cambios, cambios

Buena semana, Nocturnos.
Voy a salir un momento de todos los temas que siempre estoy tocando, y puede que no sea lo que algunos esperan (si es que leen esto en algún momento). He estado pensando demasiadas cosas estos últimos días, más que nada cómo la vida le va mostrando a cada persona cuál es el camino que debe seguir día a día.
Años atrás, escuché a alguien decir que su sueño había sido estudiar leyes, y cómo nunca consiguió hacerlo. Recordando cómo es esta persona, a quien quiero demasiado, me doy cuenta de que es mejor que no se acercara NUNCA a la escuela de derecho por su mente cerrada, anacrónica, obtusa y prejuiciosa.
Con esto no me refiero a que es una mala persona o que debería merecer algún castigo divino ni nada por el estilo, sino que su forma de ser y el camino que se trazó en un momento estaban fuera de sintonía, demasiado fuera de sintonía.
Algo similar me sucede con varios sueños.
Parece que el tiempo está pasando y cada vez disfruto menos de las cosas que estoy haciendo, que he perdido mi voz, mi estilo, cada una de las partes y fragmentos de lo que pensé que era yo, eso que formaba mi identidad. Estoy en un momento de mi vida en donde estoy dudando de tantas cosas que esta entrada podría durar muchísimo más de lo que pretendo (aunque prometo no extenderme, no quiero aburrir a nadie).
Cada vez que veo la página del blog, me falta la pasión, me falta el deseo de escribir algo, de llenar ese espacio blanco, y aunque me siento satisfecho cuando lo logro, es un sentimiento muy distinto a cómo era en un principio. Y creo que conozco la razón.
Días atrás estaba hablando con una de mis mejores amigas. Es de esas amistades que parecen más familia que cualquier otra cosa, de esas que están en los altos y bajos; incluso la representé a mi lado en la portada de Collected Scars (apuesto a que nunca hubiesen pensado en eso, jajajaja).
Hace días, le estaba diciendo que me di cuenta de que estaba escribiendo lo que pensé que debería escribir, lo que sería más llamativo, y pensando en tener un contrato editorial. “Alan D.D.” se estaba convirtiendo en un proyecto para hacer dinero más que cualquier otra cosa, y no mi nombre como escritor.
Luego de leer tantas veces que somos una marca, que somos un producto, que hay que darle a los lectores y al público lo que ellos quieren, me di cuenta de que no soy una marca, que no soy un producto, que no soy algo para consumir, y no quiero serlo.
Quiero ser una persona nuevamente, quiero ser ese chico de 12 y 13 años que escribía tonterías en un blog recién creado, “Relatos en Tinta”, quiero ser un escritor que escribe lo que quiere leer, y no lo que los demás quieren encontrar. Quiero recuperar mi voz.
Pasamos tanto tiempo leyendo cómo incrementar nuestras visitas, aprendiendo a calcular cuándo publicar en Instagram, cada cuánto tiempo publicar y actualizar las redes sociales, que de repente olvidamos lo que es simplemente dejar que las palabras salgan, tan natural como es simplemente respirar, sin editar, sin pensar en búsquedas webs, en las tendencias, sin ser nada más que personas detrás de una pantalla.
He querido pretender que todo está bien por muchísimo tiempo, que las cosas están marchando perfectamente, pero la realidad es un opuesto total. Estoy desempleado, mis libros no se han vendido en años (hasta recientemente), me falta emoción, siento que me defraudé a mí mismo, a todos, y que en cualquier momento cerraré este blog.
Pero no pienso hacerlo, no quiero darle la espalda a lo que solía ser mi hogar digital. He cambiado tantas veces de estilo, tantas veces de contenido, de estrategias, de ideas y de aspecto que ya es agotador darle otro lavado de cara al blog, pero creo que le hace falta.
Siempre digo que tengo MUCHOS proyectos en curso. ¿La razón? Porque primero pienso “¿este me hará famoso y me dará lectores?” Luego de tanto leer sobre optimización web, asesiné casi por completo mi pasión, lo que quiero hacer, lo que me gusta y lo que me interesa.
Esa es la verdadera razón por la que no he podido escribir Los Hijos de Artemisa, la secuela de La Hija de Bóreas. Me desenamoré de esa historia por el simple hecho de que “es poco comercial”, lo cual es curioso, porque es una de las que más he publicitado y la que más extraño. Lo mismo sucedió con Reflejos, aunque a la inversa. Lo que empezó como una historia comercial fue transformándose en una pasión. Diría, y muy seguro, de que esas dos novelas son las que más me representan actualmente.
De hoy en adelante, quiero lograr eso con cada historia, cada línea, y despedirme de los proyectos para darme a conocer, para hacerme famoso, para tener un contrato editorial, ganar millones y vivir de mis libros. Si eso sucede, maravilloso, sería perfecto, y si no, pues al menos estaré disfrutando de lo que hago. Ya desistí de ser la estrella que soñé de niño, quiero simplemente poder escribir, reír y llorar ante la pantalla como lo hacía antes.
¿Queda suficiente tiempo en lo que resta de año para hacer esto? No estoy seguro, pero no me interesa. Que tarde lo que tenga que tardar, y que se dé como deba darse. Sí, esta entrada es estúpidamente larga comparada con las que he escrito en los últimos años, pero mi honestidad es proporcional (sí, quería usar esa palabra. Demándenme).
Muchas gracias si leíste hasta aquí, si en algún momento me has enviado algún mensaje, un comentario, una reseña, si me has apoyado de cualquier manera, porque significa el mundo para mí. De ahora en adelante, quiero ser mucho más auténtico, aunque sin dejar de ser el escritor gótico, oscuro, y a veces pendejo que siempre he sido. Se les quiere, más de lo que imaginan.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Solo en Wattpad



Reseñas Libros reviews music Books Comics Fantasía Viernes Musicales Informes Musical Friday Fantasy Entrevistas Pensando Publicaciones Noticias musica Concursos y Sorteos Tv Tv series Goth Gothic Publishing Thinking Wattpad Poesía y prosa poética Terror Gótico Amor y amistad Escribir Horror Writing Verdades Oscuridad Cine Entrada Express Interviews Lanzamientos Movies Variedades Cover Reveal Dolor Youtube Basado en hechos reales Diario Diary Entrevista Portada Revelada Publicando Absit tertulia. Dos Rosas Y Una Daga... Express entry Espacio Wattpad Premios al blog Cursos Movies Critics Off Topic Book tag Poetry Wattpad Space Asperger Especiales Policíaca Fuego en las Manos Releases Retos literarios Criticas de Peliculas Joint reading Lectura Conjunta Romantic Video Blog Amazon Blog Blogger Blogging Metal Real life Romance Críticas de "Absit tertulia." Disney News Retellings Super Heroes EMB Erotismo Gore LGBT Literagrafías Venezuela Crónicas Lujuriosas Erotic La Hija de Bóreas Lady Gaga Ofertas Opinión Pop Recomendaciones Reflections Reflejos Retos Academic Académico Art Arte Críticas Cinematográfica Drama Giveaways Manga Manwha Novedades de Lunes Personal Reflexions Salidas literarias Amigos Nocturnos Awards Darkness Lecturas mensuales Memes Monthly readings Netflix Noticias. Paranormal Sadness goodreads Anime Autismo Autores Invitados Candle Castle Challenges Ciencia Ficción Críticas de Crónicas Lujuriosas Dance Death Draws and contests Halloween I fled in vain Journalism La Saga de Alice Leído en el trabajo Los Raros de Newrocks Love Madness Mental Health Otaku Periodismo Planes Plans Rage Recommendations Salud Mental SciFi To childs Videogames Videojuegos Weirdos of Newrocks boo fuego música refl zombies zombis
Creative Commons License
Este blog está protegido bajo una Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Licencia Creative Commons
Absit Tertulia. por Alan D.D. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://www.wix.com/udal_95/absit-tertulia.